Publicado: 2 de Octubre de 2013 a las 13:08

CALDERAS

Una caldera es un equipo muy confiable si se mantiene bajo control y se realizan todos los chequeos y mantenimientos periódicos. Daños mayores pueden ser prevenidos con una inspección normal y más importante, el mantenimiento es la mejor manera para mantener la seguridad.

Un servicio de mantenimiento de una caldera debe ser tanto periódico como permanente, preventivo y correctivo. Es algo necesario para poder conseguir un alto rendimiento para poder aprovechar al máximo sus posibilidades.

Es conveniente confiar la revisión y el mantenimiento periódico de estas instalaciones a una empresa especializada y autorizada. No sólo se obtiene el certificado correspondiente de la revisión obligatoria, sino también la garantía asegurada de un buen trabajo realizado.

 

AIRE ACONDICIONADO

La limpieza y desinfección de los filtros internos de aire es parte fundamental en tarea preventiva de los aires acondicionados. Utilizando detergentes o jabones líquidos se puede remover muy fácilmente la tierra y polvo depositado en las mallas alivianando la tarea y la cantidad de esfuerzo que debe realizar el equipo de aire acondicionado.

Debemos revisar periódicamente la carga de gas para evitar posibles averías.

Consejos como tener ventanas cerradas mientras esta encendido el aire acondicionado, apagar el equipo si no se necesita y mantener los elementos de nuestro equipo fuera de la exposición del sol prolongará un mayor confort y mayor duración de vida de nuestro aparato.

Puesto que estas tareas de mantenimiento preventivo y las reparaciones deben ser llevadas a cabo por profesionales, les recomendamos nuestros contratos de mantenimiento preventivo para su equipo de aire acondicionado.