Publicado: 3 de Diciembre de 2013

El pellet es un tipo de combustible granulado alargado a base de madera.

El pellet se fabrica mediante prensado de serrín donde la propia lignina hace de aglomerante. No se necesita ni pegamento ni ninguna otra sustancia más que la misma madera. Este proceso les da una apariencia brillante como si estuviesen barnizados y los hace más densos.

Ventajas del pellet respecto a la madera:

  • No se necesita talar árboles. Se utilizan desperdicios de podas, talas o de carponterías.
  • Al ser material reaprovechado, es un combustible más barato.
  • Se puede dosificar. Una estufa de leña normal solo puede regular el fuego ahogándolo. Lo que perjudica mucho el rendimiento. En las estufas de pellets es la propia estufa la que añade pellets según la demanda de energía.
  • Como no se regulan ahogándolas se produce mucho menos monóxido de carbono.
  • Como no hace falta meter troncos grandes, el tamaño de la estufa se reduce.
  • Las estufas son programables para que se enciendan o apaguen automáticamente.
  • Al rellenar mejor el espacio y tener mayor densidad aparente, ocupan menos que los troncos o ramas y caben en cualquier recipiente de cualquier forma.
  • Generan una cantidad apreciable de cenizas de origen vegetal y no tóxicas que se pueden aprovechar como abono o suplemento mineral de animales. Estas cenizas son ricas en calcio y potasio.

Como ventajas añadidas son más baratos que los combustibles tradicionales y produce menos contaminantes