Publicado: 5 de Julio de 2014

Consejos prácticos
La eficiencia energética se basa en la optimización de los recursos tecnológicos para ofrecer los mismos servicios obteniendo un considerable ahorro económico y energético.
Con estos pequeños cambios podemos ayudar a ahorrar energía en el hogar.
- Utilizar bombillas de bajo consumo o LED permite ahorrar energía (entre un 50 y un 80% menos) obteniendo la misma iluminación, además de tener una vida útil mucho más larga que las incandescentes.
- Los electrodomésticos, como calderas o aires acondicionados, con las etiqueta energética A+, A++ o A+++ son los que consumen menos, por lo que a pesar de su elevado precio inicial tenerlos en casa en una garantía de ahorro y de amortización.
- Es también muy recomendable instalar termostatos y temporizadores para controlar la calefacción y mantener el hogar en una temperatura adecuada.

Gilsan se compromete a ayudarle con un notable ahorro económico convirtiendo su hogar en una vivienda mucho más eficiente.